No es que no pueda estar sin ti, es que no quiero. Y eso es algo que todavía no he llegado a entender.

Mantén tus pies en la tierra, mientras tu cabeza está en los cielos.

Te diría que me pierdo en tus ojos, pero sería poco. Me hundo, me desoriento, me vuelvo loca.

Amorcidio es estar profundamente enamorada de algo que no tiene ninguna correspondencia real.

Tengo salud, una relación que puede considerarse estable, amor a la puerta de mi casa, y una almohada de amistades que escuchen mis días difíciles. Y aún así, no me siento tan feliz como antes aclamaba ser.

Parece que te estoy olvidando, ya no me alegro cuando estás, y ya no me entristezco cuando no.

No todas las personas dicen sus sentimientos, algunas sólo esperamos que se den cuenta de ellos.

No te enamores nunca, porque duele; duele aquí donde la gente dice que tenemos corazón.

Yo me había enamorado de su oscuridad y ella de mis demonios. Eramos el infierno perfecto.