Los monstruos que me asustaban dejaron de vivir debajo de mi cama.

Eventualmente las almas gemelas se vuelven a encontrar puesto que tienen los mismos lugares donde esconderse.

Y entonces ocurre… Ocurre que no quieres otros besos, que no quieres escuchar otra voz ni quieres ver otra sonrisa.

Suele ocurrir que cuando una persona se va, la otra se queda con ganas de seguir siendo amada.

¿Cuánto es el tiempo necesario para reconocer que algo es para siempre?