El día que decidió partir.

Recuerdo perfectamente ese día, el cual creí que jamás llegaría. Aquel día en el que tenía que tomar todos mis recuerdos, pensamientos por ti y sentimientos e irme del lugar a donde pertenecía y te pertenecía a ti.

Ya estaba todo listo, todos mis sentimientos empacados, sin embargo, eran tantos recuerdos que no cabían en todas mis maletas. Tanto peso destruyó mis maletas antes de que saliera del hogar que ya se había vuelto mi corazón.

Decidí entonces abandonarlo todo ahí, pero no te puedo negar que a veces espero recordar el camino a casa y encontrarte ahí esperando con mis maletas destrozadas.

Con mucho cariño; Lunna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s