Contabilidad.

Hoy he hecho un pequeño recuento de las risas que me robaste, de los suspiros que arrebataste.

Hice un conteo rápido, de las sonrisas que te saqué, de las historias que te conté, de las horas  que
me tomaba llegar a tu casa, y los minutos que tardabas en tomar una taza de té.

Hice una pequeña hoja de notas acerca de todas las mentiras que no te mencioné, de las excusas que no apliqué, de los abrazos que no me duraron en tus brazos y absolutamente todos los besos que nos faltaron.
Hoy llegaron a mí varios recuerdos de los desvelos en los que no te pude disfrutar, de los chistes que no me entendiste, las bromas sencillas que te hice, y los pequeños malentendidos.
Hice pequeñas cuentas, las horas perdidas que pasé en los autobuses antes de verte, las despedidas impuntuales, cuando ni tú ni yo queríamos alejarnos la una de la otra, y las decepciones que te causé a media tarde, cuando ya no querías que te llamase otra vez.

Hoy he hecho un pequeño recuento, y, al final de todo, me quedaste a deber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s