En mis días malos, siento que no puedo hallarme a mí misma.

Siempre he sido definida por mi intelecto, mi lenguaje, mi articulación… Y ahora, en ocasiones, puedo ver a las palabras colgando en frente de mí… Y no puedo alcanzarlas.

Ya no sé quién soy y no sé dónde me perderé la próxima vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s