Eso es lo que las palabras indiferentes crean.  Hacen que las personas amen un poco menos. 

Me he encerrado en mi habitación, para escribirte; esperando volver a tener la sensación de que estás aquí.

Hoy.

Hoy es uno de esos días en que uno sólo espera que alguien le diga algo bonito, algo que le saque de sus decepciones circulares de una historia de amor pasado de moda o de la inquietud de esperar sentado un cambio.  Porque la mayoría de las cosas que terminan, no te dejan cesantía y … More Hoy.

Ella se ha dañado, se la ha hecho un agujero en el corazón que no le permite retener sus sentimientos.

Todo mundo merece una segunda oportunidad, pero no por la misma razón.