Hoy.

Hoy es uno de esos días en que uno sólo espera que alguien le diga algo bonito, algo que le saque de sus decepciones circulares de una historia de amor pasado de moda o de la inquietud de esperar sentado un cambio. 

Porque la mayoría de las cosas que terminan, no te dejan cesantía y a veces resulta agotador tratar de ser tan fuerte y saber las pocas posibilidades de que este jueves tenga un final feliz de cine entre las sábanas. 

Uno de esos días en que uno tiene ganas de cambiar de domicilio para instalarse en un presente más amable porque a veces la vida es injusta y te secuestra y te coloca en un invierno áspero y el porvenir es sólo alguien mal vestido al que hace falta sólo un gesto para cambiar de traje, justo ese gesto que hoy soy incapaz de encontrar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s