Yo también sé de historias sin principios pero con final. Labios que se gastan a la primera cita, ojos que dejan de brillar cuando las conversaciones se tornan frías. Me sé de memoria cada excusa que surge luego de la primera decepción: Estoy ocupada, llámame luego y así, se quedan debiendo besos y pasos por andar.
Todos se mienten, se miran con pasado y se desean a futuro; pero nunca se conquistan en el presente. Dejan caer las flores y se dedican a la glotonería de la pasión con caricias que no son suyo.
Caen, desaparecen, y ya ni una palabra los une, algunas veces los extraños no son más que un pasado por conocer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s