La quise mucho y fue muy importante para mí.
Estaba muy enamorada de ella.
O de mi idea de ella o de mi idea de nosotras o de quien fui a su lado.
Incluso hasta llegué a pensar que un día podríamos casarnos.

¡Yo! Pensando en vivir juntas y en matrimonio.
Y entonces la vida.
Y un día de la nada te acuerdas.
Y sonríes, y la vida sigue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s