Escribo para desahogarme, no para que creas que puedes utilizar mis palabras para recuperarme.  Anuncios

Discúlpame, pero yo nunca voy detrás de nadie. 

Se le olvidó que me quería el día de hoy, ahora soy una extraña, pero ayer me amaba como nunca, era perfecta ante tus ojos y ante cualquier otra chica. Ojalá los días sean como ayer.

Yo también estoy rota. Pienso mucho antes de dormir. Habito por largas temporadas espacios liminales. Tengo muchos más miedos de los que estoy dispuesta a admitir. Me duelen las rodillas, los pies, la espalda. Sobre todo me duele la espalda.  

No la lloro y presiento que es una mala señal, que las lágrimas se acumularán vertiginosamente escondiéndose en alguna parte de mi cuerpo, tal vez en el codo o en el dedo pequeño del pie. Tal vez en la mitad de un recuerdo o en la parte de arriba de la suma de todos mis … More