No necesito flores para que me recuerden el hecho de que no me amas.

Creo que asesiné a mi antiguo yo, pero la nueva yo no mejora en nada.

Si eres ese tipo de persona que quiere ir a un lugar en específico a ver el atardecer o quieres quedarte un segundo más dentro del auto porque no ha terminado tu canción favorita, ven a quererme un rato.